Article Search

Recent Articles
Recent Messages
Oct 22, 2017
Prayer
Oct 22, 2017
This Man
Oct 22, 2017
Aspects of comfort

More Messages...

Click to e-mail us
God's Simple Plan of Salvation (Spanish)

Amigo mío: Te voy a hacer la pregunta más importante de tu vida. El gozo o la tristeza que experimentes en la eternidad dependen de tu respuesta. La pregunta está: ¿Estas Salvador? La pregunta no es cuan bueno eres, o si perteneces a alguna iglesia, sino ?estas salvador? ¿Estas seguro que iras al cielo cuando nueras?

Dios dice que par ir al cielo, tienes que nacer de Nuevo. En Juan 3:7, Jesús le dijo a Nicodemo, “Os es necesario nacer de nuevo” . Dios nos da en la Biblia el plan de cómo nacer de nuevo, o como salvarse. Su plan es muy sencillo y tú puedes salvarte el día de hoy. ¿Cómo?

En primer lugar, amigo mío, debes reconocer que eres picador. “Por cuanto todos pecaron, y estan destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23) Por cuanto eres picador, estas condenado a la separación eternal de Dios. “Porque la paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23). Esta muerte incluye una separación eterna de Dios en el infierno. “…esta establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9:27)

Sin embargo, Dios tea amo de tal manera que dio a su Hijo unigénito, Jesucristo, como tu sustituto. El pago por tu pecado en la cruz y murió en tu lugar. “…por nosotros Dios lo hizo pecado [A Jesús, quien no conoció pecado] para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en el” (2 Corintios 5:21)

Jesús tuvo que derramar su sangre y morir por ti. “Porque la vida de la carne en la sangre esta”, (Levítico 17:11). “Sin derramamiento de sangre no se hace remisión” (Hebreos 9:22). “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aun pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8).

Nuestra mente no alcanza a comprender como Jesús fue juzgado por todos nuestros pecados, pero Dios así lo afirma en su Palabra. Así que Jesús pago por tu pecado y murió por ti. Esto es verdad, Dios no puede mentir.

Amigo mío, “Dios…ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan” (Hechos 17:30). Este arrepentimiento es un cambio de mente, es aceptar delante de Dios que eres pecador y necesitas apropiar lo que hizo por ti en la cruz.

En Hechos 16:30-31, el carcelero de Filipos les pregunto a Pablo y Silas: “…Señores, ¿Qué debo hacer para ser salvo? Ellos dijeron: Cree en el Seno Jesucristo, y serás salvo…”. Simplemente cree que el pago por tus pecados, murió en tu lugar, fue sepultado, y resucito. Esta resurrección le asegura al creyente que tiene vida eterna cuando recibe a Jesús como su Salvador personal.

Simplemente tienes que creer que el pago por tus pecados, murió en tu lugar, fue sepultado y resucito por ti. Luego invócalo. “Porque todo aquel que invocare el nombre del Senor, sera salvo” (Romanos 10:13). “Todo aquel” te incluye a ti. “Será salvo” no significa que quizá sea salvado, sino que afirma que será salvado. “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12).

En Lucas 18:13 encontramos que el picador oro: “…Dios, se propicio [misericordioso] a mi, picador”. Seguramente te das cuenta que eres pecador. Ahora mismo, dondequiera que estés, dirigete a Dios y con tus propias palabras ora así:
“Dios, se que soy un pecador. Creo que Jesús fue mi sustituto cuando murio en la cruz. Creo que su sangre derramada, su muerte, sepultura, y su resurrección fueron para mi. Lo recibo ahora como mi Salvador. Te agradezco el perdón de mis pecados, el regalo de la salvación y la vida eterna, por su gracia misericordiosa. Amen.”

Abrázate de Dios y su Palabra, y reclamaesta salvación por fe. Cree, y serás salvo. Ninguna religión ni ninguna obra buena puede salvarte. Recuerda, Dios es el que salva.

Resumiendo, el plan de Dios es sencillo: Tu eres pecador. A menos que creas que Jesús murió en tu lugar, pasaras la eternidad en el infierno. Si crees en el como tu Salvador, crees que fue crucificado, sepultado y que resucito por ti, recibirás por fe el perdón de todos tus pecados y el regalo de la salvación eternal.

Quizá piensas que esto no puede ser tan sencillo pero si lo es, la Palabra de Dios lo afirma. Amigo mío, cree en Jesús y recíbelo como tu Salvador hoy.

Si este folleto no esta perfectamente claro, léelo varias veces, pédele a Dios que te ayude a entenderlo, y no lo deseches hasta que lo entiendas y esta salvación sea tuya. Tu alma vale más que el mundo entero.

“Porque ¿qué aprovechara al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?” (Marcos 8:36). Asegurate de ser salvo. Si pierdes tu alma, también perderás el cielo y lo perderás todo. Permite que Dios te salve en este momento.

Dios tiene el poder para salvarte para siempre. El también te va a permitir que vivas una vida cristiana victoriosa. “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejara ser tentados mas de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar” (1 Corintios 10:13).

No confíes en tus sentimientos, pues ellos cambian, afirmate en las promesas de Dios, que nunca cambian. Después de que has sido salvado, hay tres cosas que tienes que practicar diariamente para crecer espiritualmente: Ora, de esta manera hablas con Dios; lee la Biblia, así es como Dios habla contigo; comparte esta salvación que has recibido con otros.

“Por tanto, no te averguences de dar testimonio de nuestro Señor,” (2 Tim. 1:8). “Si alguien me confesare delante de los hombres, yo también le confesare delante de mi Padre que esta en los cielos” (Mateo 10:32).

Back to Article Index